A estética alimentar no comportamento humano – Sumário

capa-livro-2016nova-imagem-4

Anúncios

¿La comida no me basta… qué busco?

 "Madre e hijo" - Picasso, 1921

“Madre e hijo” – Picasso, 1921

Aspectos inconcientes del Comportamiento Alimentar(1)

            ¿ Las personas   acostumbran  reflexionar sobre cómo  era     su    alimentación    en la infancia?     Cuando alguien desea evaluar   como   está siendo su alimentación  actualmente, esta persona debería  buscar  respuestas   en    su   comportamiento  alimentar    infantil, principalmente en el tiempo en que aún era bebé,   pues,  generalmente,   hay  una   relación     entre las  vivencias que tuvo cuando fue alimentado y la manera como se   alimenta   hoy.

             Cuando somos adultos, al desear eliminar peso, encontramos    incoherencias entre un deseo consciente de adelgazar y, al mismo tiempo,  impulsos     inconscientes que resisten a todo el proceso que involucra la reeducación alimentar.   El Inconsciente registra los   acontecimentos   desde   la   infancia,   lo   que,   muchas     veces,    no   es  recordado conscientemente. Esta peculiaridad de la  mente  puede  comprometer  el éxito   en la mudanza del comportamiento alimentar.

            La forma  como  hoy el  adulto se alimenta,  puede reproducir como él  se  sentía cuando era alimentado en la infancia,  pues el niño siente aquello que el otro – la madre, el padre o  la cuidadora –, sin percibir, transmite durante  el  proceso  alimentar.  Los  estímulos  de esa interacción  vivida   entre   madre y bebé,   en los   primeros   meses   de   vida,   son    sentidos intensamente en la región  oral,  y es   a través  de ella    que  el niño  empieza   a  percibir  el mundo en el  cual vive.

           Normalmente, el bebé busca en el seno  materno, no solamente la satisfacción alimentar, también  quiere encontrar el  afecto  sentido  en estas  primeras   experiencias  vinculares.  El  bebé busca   cariño,  afecto   y  amor;  sin embargo,   a    veces,   encuentra  rechazo  o  apenas aceptación.  Así, podemos pensar que este ser humano  pasará   toda la vida   intentando encontrar este afecto que le faltó mientras era bebé. Al vincular este  sentimiento al alimento, lo  busca constantemente. Como nunca lo encuentra,  se  torna compulsivo en sus hábitos alimenticios.

            Estas vivencias infantiles y primarias servirán para nuestro psiquismo como padrones de respuestas futuras. Quién no recibió ese intercambio de afecto y cariño  en el  momento  de la alimentación, podrá continuar esa búsqueda cuando  se torne adulto. O sea,  podrá   compensar a través de la comida el amor no recibido por aquellos con quienes convivió.

             ¿Y que es lo que sucede  cuando hubo gratificación demás?

Obs.: Existen otras dinámicas, que veremos en otro momento.

Versiones y perversiones de la historia de la conducta alimentaria

El comportamiento de alimentación se ha modificado desde la prehistoria, donde la demanda de comida era por necesidad. En la evaluación de los aspectos culturales, los núcleos familiares y los traumas de la infancia, uno se da cuenta de que estos factores influyen en la conducta de los seres humanos en relación con los hábitos alimentarios

Pierre Auguste Renoir

Almoço dos Remadores – Pierre Auguste Renoir

actuales. En la clínica se observan casos de sufrimiento mental, como en trastornos obsesivo-compulsivos que resultan de las fijaciones orales, fenómenos anoréxicos y bulímicos.  Por lo tanto, hay interés en la investigación de los factores que determinan estos cambios distintos para cada individuo.

Así, desde un punto de vista psicoanalítico, junto con la experiencia en la atención clínica, este artículo presenta las diferentes versiones de la historia de la evolución y sus posibles perversiones en la escena de la comida. Se encontró que los registros significativos del pasado permanecen en nuestro inconsciente determinando entre muchos comportamientos, la relación de los seres humanos con sus hábitos alimenticios actuales, lo que están más relacionado con el placer.

 

Marcia Zart

Psicóloga

CRP 07/09289

Experta en Teoría y Clínicas Psicoanalíticas

Coordinador del Grupo de Comportamiento Alimentar

Miembro del Consejo Editorial de la Revista de Psicoanálisis Rabisco

LAS PEQUEÑAS LILAS BLANCAS ACOGIDAS POR WINNICOTT – por Márcia Zart

Margareth Little

Abordando al caso de Margareth Little visamos un entendimiento dinámico de la paciente y el  manejo de Winnicott. Este encuentro diferenciado y tan importante fue lo que llevó Margareth a publicarlo y le proporcionó una clara visión de la Clínica de Winnicott. La destruición y sobrevivencia, como la muerte y la vida, orbitaron en gran parte de la existencia de Margareth. En este trabajo, hemos visto que la destruición desarrolla su papel en la construcción de la realidad. Sin embargo, para que esto se pase, son necesarias condiciones favorables y Margareth encontró un lugar especial en su convivencia con Winnicott, que fue un analista que se adaptó a las necesidades de su paciente. Ella encontró al holding de que necesitaba para vincularse en una relación terapéutica. El ambiente era seguro y flexible, lo que le permitía tener su propio ritmo y ser auténtica además de fortalecer sus lazos con la realidad. La propia destrucción es parte de una creación y están inseparables.

 

Marcia Zart

Psicóloga

CRP 07/09289

Especialista en Teorías y Psicoterapias Psicanalíticas – Contemporáneo Instituto de Psicanálisis y Transdisciplinalidad – Porto Alegre/RS

Integrante de la  Comisión Editorial de la  Revista de Psicanálisis Rabisco

Organizadora con J.Outeiral  y otros, del Libro Winnicott: Seminários Cearenses, São Paulo/SP. Ed Zagodoni, 2012

marcia@zart.com.br

Porto Alegre – Rio Grande do Sul – Brasil